0

Chacolí de Vizcaya o Bizkaiko Txakolina

Publicado por el .

Si por algún caldo destaca la Villa de Bilbao es, sin duda, por el Chacolí de Vizcaya o Bizkaiko Txakolina como se denomina en euskera. Este gustoso vino blanco obtuvo su reconocimiento oficial en 1994 cuando consiguió  la Denominación de Origen.

Viñedos de Chacolí

Viñedos de Chacolí

Los viñedos del Txacolí se extienden a lo largo de la costa vizcaína, al este y al oeste de Bilbao y por las laderas interiores de la provincia. Aunque los campos de cultivo se distribuyen por más de 80 municipios, destacan como principales centros de producción la ciudad costera de Bakio y la interior población de Balsameda.

Estas poblaciones se enmarcan dentro de la Denominación de Origen Chacolí de Vizcaya, conocida también como Txakoli de Bizcakaia o Bizkaiko Txakolina. Nacida oficialmente en el año 1994, esta denominación supone una gran recompensa al esfuerzo de todos aquellos agricultores que, a pesar de vivir en una zona de marcado carácter industrial, siguieron luchando por defender y fomentar el cultivo de las uvas verdes productoras de txacolí.

Aunque el producto estrella es el Txacolí blanco, que supone casi el 90% de la producción, también se pueden degustar las variedades tinta y rosada. Estas últimas son producidas a partir de la uva Ondarrabi Beltza, siendo las variedades empleadas para el Txacolí blanco la Ondarrabi Zuri y la Ondarrabi Zuri Zerratia. Es, precisamente, este vino, el vino blanco el que mejor expresa el sabor típico del Txacolí, un sabor ácido y fresco prácticamente exclusivo de este manjar vizcaíno.

Los visitantes de Bilbao tienen la oportunidad de probar este jugo digno de Baco prácticamente en cualquier bar o restaurante de la Villa. Ahora bien, si prefieren beberlo directamente de la barrica recomendamos la visita a las bodegas que se extienden a lo largo de toda la Denominación de Origen, ya que en ellas normalmente se ofrecen gustosas catas en bucólicos paisajes de ensueño.

Más información en: www.bizkaikotxakolina.org

Foto: vía flickr

Te puede interesar

Escribe un comentario