0

Deportes rurales, herencia de la cultura

Publicado por el .

Bilbao es una ciudad moderna con gran visión de futuro e importantes construcciones que se adelantan a los tiempos actuales, pero pertenece a un gran pueblo con antiguas tradiciones que perduran en el tiempo y se sostienen gracias al apego de la gente y la importancia de su presencia.

En sus comienzos el pueblo vasco era rural y como en todas las culturas, en los momentos de ocio encontraban la forma de divertirse con lo que tenían a su alrededor o incluso, buscaban formas de hacer las tareas cotidianas un poco más entretenidas.

Así nacieron los deportes rurales, que llegan a nuestros tiempos ajironándose pero manteniendo el espíritu de su tiempo. Para disfrutarlos las mejores fechas son las de fiestas patronales.

Uno de estos deportes es el Harrijasotzailea o levantadores de piedras, se cree que nació en las canteras, cuando los trabajadores utilizaban sus manos para quitar los escombros. Se trata de una competencia que divide las apuestas entre forma de la piedra que se levanta, por cuanto tiempo se sostiene y el peso o la altura.

Otro de los deportes es Aizkolaria o cortador de troncos, se trata de una competencia típica de las zonas boscosas del País Vasco.

Segalaria o cortador de hierba, es otra de las competiciones que llegan de la mano de la cultura ancestral. Se trata de una competencia de cortado de hierbas con guadaña donde gana el que termina primero.

Los animales también tenían un rol fundamental en el trabajo rural y también tenían su competencia particular. El Concurso de Perros Pastores es una de los más lindos de ver ya que se puede apreciar la agilidad e inteligencia de estos animales cuando obedecen la voz de mando de sus dueños o saben solucionar los problemas del arreo del ganado.

Las fechas de las fiestas patronales varían según cada pueblo del País Vasco, pero cuando llegue a Bilbao no dude en consultar con su agencia de turismo.

Foto Vía: Flickr por argijale

Te puede interesar

Escribe un comentario