0

El casco viejo de Bilbao II

Publicado por el .

En absolutbilbao. com ya estuvimos hablando del casco viejo de Bilbao, pero lo cierto es que las siete calles todavía tienen mucho que decir y hoy nos gustaría volver a recorrerlas con ustedes.

Arcos de la Ribera

Arcos de la Ribera.

El perímetro de este centro histórico queda marcado por el paseo y los soportales de La Ribera, también conocidos como Arcos de Ribera, cuyos orígenes se adentran en el siglo XIX, siendo la parte más antigua la correspondiente a la Carnicería Vieja y la Belosticalle, que data del siglo XVII. Antiguamente, estos arcos formaban un paraje triangular junto con los Arcos del Consistorio, el pórtico de San Antón y los muelles, que quedaba cerrado para los espectáculos taurinos. Por los techos de este pórtico se extienden las obras pictóricas de cinco artistas, plasmadas en la piedra con el fin de resaltar su valor visual.

Siguiendo estos límites llegamos a la iglesia de San Antón. Se trata de uno de los centros históricos más relevantes de Bilbao que, como ya dijimos, surge en el mismo escudo de la Villa compartiendo protagonismo con el puente del mismo nombre. En su base quedan las ruinas del antiguo alcázar que permiten al viajero conocer los momentos más remotos de la ciudad. Su estilo es gótico, salvando la portada renacentista, el campanario barroco y algunos otros detalles.

Pórtico de la catedral de Santiago

Catedral de Santiago

Si continuamos avanzando en nuestro recorrido por el arte eclesiástico, pronto surge gloriosa la catedral de Santiago. Dedicada al patrón de la ciudad, el apóstol Santiago, hoy en día ocupa el mismo centro geográfico del casco viejo. Algunos de sus rasgos la emparentan con la catedral de Burgos y otros, como la girola, con las grandes catedrales góticas europeas. Por su parte el triforio la convierten en el mayor referente de la escuela regional vasca.

Puesto que esta es sólo una pequeña parte de todo lo que el casco viejo de Bilbao puede ofrecer al visitante, seguiremos de visita en los días sucesivos.

Fotos: vía flickr

Te puede interesar

Escribe un comentario