0

El Teatro Arriaga

Publicado por el .

El Teatro Arriaga fue construido por los arquitectos Joaquín de Rucoba y Octavio de Toledo y dedicado al compositor bilbaino Crisóstomo de Arriaga, denominado el “Mozart español“. Actualmente es uno de los teatros y edificios más notables de la ciudad, aunque ha tenido que ser reformado en diferentes ocasiones, desde el incendio de 1914 a las inundaciones de 1983.

El Teatro Arriaga ocupa los terrenos de un antiguo teatro que fue inaugurado en 1834, y en 1883 se decide la sustitución de este edificio por el actual teatro, debido al crecimiento de la ciudad. Así en 1886 se comienza con el derribo del antiguo teatro, para comenzar con el nuevo que tendrá un aforo de unas 1.500 butacas y sus bajos serian utilizados para establecimientos comerciales, reorientándose y ampliando los muelles vecinos. Tras cuatro años de trabajos el 31 de mayo de 1890 se inaugura el teatro, con la ópera “La Gioconda” de Amilcare Ponchielli.

El teatro era de los más modernos ya que contaba con la tecnología más moderna de la época como la iluminación eléctrica y la posibilidad de poder seguir las actuaciones desde casa por teléfono, pagando 15 pesetas por actuación.

El edificio, realizado en estilo neo – barroco, tiene una planta trapezoidal, dividido en tres plantas, donde el central es en forma curva – convexa de balcón corrido sobre ménsulas y un cuerpo de remate de abundante decoración, donde por ejemplo podemos ver figuras de atlantes o titanes. Su cubierta de doble vertiente, remata un pequeño cimborrio, y que además presenta unas cúpulas en torrecillas laterales. Existe un original palco central con una decoración inspirada en el Orient Express que se abre en ocasiones especiales.

El año 1914 sufre un gran incendio que destruye el edificio, encargándose la reconstrucción al arquitecto Federico de Ugalde, quien replantea el original proyecto y lo dota de mayor espacio y seguridad. Se inaugura el 5 de junio de 1919 esta vez “Don Carlo”, de Giuseppe Verdi, es la encargada de inaugurar el escenario. En 1924 la familia Diestro pasa a ser la propietaria del teatro hasta 1963, después pasara a manos de la empresa de espectáculos Trueba hasta 1978, que llega a manos del consistorio de Bilbao que decide cerrarlo al público.

En los años 80 empiezan los trabajos de reparación y restauración que terminan en el 86 , gestionado por una sociedad anónima de capital municipal. Actualmente se representan obras teatrales.

Te puede interesar

Escribe un comentario