0

Ganekogorta, monte bocinero

Publicado por el .

En la Edad Media (cuando aún no había telégrafos ni mucho menos radio o televisión) las Juntas Generales de Bizkaia desarrollaron una curiosa pero efectiva forma de comunicación: encender hogueras y sonar bocinas en las alturas.

504655738_fbd0247dc6El Ganekogorta

Para ello eligieron cinco montes de ubicación y altura privilegiados: Gorbeia, Oiz, Sollube, Kolitza y Ganekogorta, desde los que se convocaba a los junteros a reunirse bajo el árbol de Gernika. Este procedimiento tan bello y romántico se utilizó hasta fines del siglo XVI.
Ganekogorta, con sus casi mil metros de altura, es el más cercano a Bilbao. Desde allí los bocineros hacían sonar sus instrumentos: el cuerno y el txalaparta, suerte de tambor compuesto por dos soportes y tablones que se golpeaban con cuatro palos (dos para cada ejecutante).
La noche elegida para la convocatoria era iluminada por el fuego de las gigantescas hogueras, y en cuanto amanecía el aire de los valles era atravesado por el sonido de cuernos y tambores. Así sabían los junteros que debían emprender el camino hacia Gernika.
Cariñosamente llamado “El Ganeko”, accesible y adoptado por los bilbaínos para pasar un domingo en familia, es la cima más alta de las montañas del sur de Bilbao, conformada por tres crestas que por el lado norte están cubiertas de vegetación y por el sur conforman un barranco de roca hacia los valles de Okondo y Zollo y ofrece una vista privilegiada de toda la ciudad.
Hace ya mucho tiempo ya que no resuenan las bocinas; es más, en algunos de los montes bocineros, casualmente o no tanto, se han instalado antenas de telefonía celular! Pero desde el año 2004 un grupo de entusiastas ha decidido recuperar esa costumbre ancestral. En el mes de junio de ese año conmemoraron el 25° aniversario de la restauración de las Juntas Generales precisamente con una recreación de aquélla ceremonia pero fue tal el éxito que la reiteraron al año siguiente y ahora ya va camino a convertirse en el “Día de los Montes Bocineros”.

Foto: Vía Flickr

Te puede interesar

0 comentarios

Escribe un comentario