0

Otras esculturas abstractas que embellecen las plazas

Publicado por el .

Paseando por Bilbao descubriremos que hay muchas esculturas exhibidas por las calles y parques, como si se tratara de una exposición al aire libre.

En los parques y cerca de los museos, se descubren hermosas obras de arte abstracto, bellos ejemplos del genio creador como la de Eduardo Chillida que se encuentra en la plaza en su honor al lado del Museo de Bellas Artes. Esta obra de hormigón y hierro que pesa 16 toneladas es una expresión de la convivencia entre el individuo y la sociedad y sus cargas telúricas.

En la misma plaza, encontramos una escultura que sólo se aprecia por las noches. Se trata de la creación de Juan Luis Moraza que en el año 2001 instaló un bosque de farolas, el Fanal que ilumina un sendero que guía hasta el Museo de Bellas Artes.

Otra de las obras abstractas que maravillan a los que pasean por la Villa, es la obra de José Luis Pequeño, creada en 1978 y ubicada en la Plaza Circular de la Gran Vía. Se la colocó allí en 1999 para cubrir el espacio que había dejado una estatua anterior que fue retirada.

También descubrimos la escultura que se encuentra en la Plaza Ernesto Erlorela, cerca del Ayuntamiento. Se trata de la obra de Juan de Urigüen que recuerda al Banco de Beteluri, lugar donde el alcalde representante de las 4 “artigas” juraba su fidelidad en los 4 caminos. Esta obra fue creada en 1743 y se encontraba en el Parque de Doña Casilda, pero fue removida y traída a esta Plaza en 2003 para reacondicionarla y exhibirla.

Todavía quedan por descubrir bellos espacios abstractos, esculturas que rinden homenaje a las personas importantes de Bilbao o que la adornan sin otras intenciones… sólo hay que caminar y disfrutar de esta hermosa ciudad para descubrirlas.

Foto Vía: Flickr por omheart

Te puede interesar

Escribe un comentario