0

San Juan de Gaztelugatxe, una joya de Vizcaya

Publicado por el .

Entre los pueblos vizcaínos de Bakio y Bermeo y a unos 37 kilómetros de Bilbao, se levanta la ermita de San Juan de Gaztelugatxe.

Ermita de San Juan

Ermita de San Juan

Entorno a esta ermita existe una agradable leyenda que invita a tocar su campana tres veces para tener buena suerte y ahuyentar los malos espíritus.

Y también entorno a esta ermita surge uno de los parajes más impresionantes de Vizcaya. La pequeña construcción se encuentra en la cima de un peñón, que queda unido al continente a través de un tómbolo o lengua de tierra.Para llegar a ella se debe atravesar el sinuoso puente de piedras que recorre el tómbolo y una vez se pisa el peñón viene la segunda parte del ejercicio, la subida hasta la ermita.

237 escalones nos separan de la cima. Un estrecho camino ascendente permite alcanzarla, mientras tanto nos va enseñando la belleza del paraje. Algo incomparable bordado de accidentes geográficos que forman túneles y arcos naturales. Por supuesto, gozar de esta maravilla de los sentidos hace que la subida pese menos. Además, según otras fuentes, la escalera sólo cuenta con 229 ó 231 escalones, así que ánimo porque la recompensa final es espectacular.

Puente que atraviesa el tómbolo

Puente que atraviesa el tómbolo

Desde lo alto del peñón se abren ante los ojos embriagados de belleza, costas acantiladas cubiertas de vegetación y fondos marinos plagados de colores y praderas de algas. Los accidentes geográficos de la roca se hacen más evidentes y se respira un aire tan intenso que sabe a mar.

Después de esta explosión de sensaciones no olviden tocar la campana tres veces, porque allí se encuentran las huellas de San Juan y un poco de suerte seguro que les trae. Lo cierto es que toda la gente de la zona tiene bien claro que la ayuda de San Juan es inestimable. Los pescadores de Bermeo, por ejemplo, cuando salen a faenar realizan varias maniobras a babor y estribor con tal de saludar al santo y obtener su favor y protección en la mar.

Muchas otras curiosidades rodean a San Juan de Gaztelugatxe, pero eso lo tendrá que descubrir el visitante con sus propios ojos

Te puede interesar

0 comentarios

Escribe un comentario