0

¿Somos racistas?

Publicado por el .

Ayer se celebraron las jornadas sobre Uso social de los Espacios Públicos Urbanos, y la verdad es que no se presentaron buenas cifras que digamos. Madrazo solicitó la intervención de mediadores, técnicos municipales y educadores porque en Euskadi la inmigración no está del todo aceptada.

Bien es verdad que existen algunas culturas más cerradas que otras, y que esto es directamente proporcional a lo arraigadas que estén las costumbres ancestrales en la sociedad actual. El caso del pueblo vasco es uno de ellos, aquí somos muy nuestros, pero no pensaba yo que para tanto. Uno de los datos que se mostró en dichas jornadas fué que al 51% de los vascos les molesta que los inmigrantes ocupen los espacios públicos. La verdad es que no se cómo se ha realizado la encuesta, ni con qué fin (algunas son muy engañosas), pero me asombro de mi pueblo.

Bien es verdad que en algunos barrios de Bilbao, la gente siente miedo, pero de ahí a recibir quejas de los vecinos porque la concentración de extranjeros les crea inseguridad y miedo me parece ir un poco lejos. Miedo te crean los bándalos, los carteristas, los violadores, los asesinos, pero da igual el color de su piel, ¿o es que un negro asesino es más asesino por ser negro? ¿No habría que vincular más el bandalismo al nivel económico de las personas y no de las razas? ¿Hemos vuelto a los tiempos de Franco en los que estaba prohibida la asociación de personas?

Madrazo quiere buscar soluciones a la guetización de la inmigración en Bilbao lo antes posible, y para ello ha propuesto torneos deportivos interraciales, conciertos interculturales, foros de comunicación barrio a barrio o eventos como el Munduko Arrozak, en los que cada habitante del barrio de San Francisco debe cocinar el arroz como se hace en su país para compartirlo con el resto.

Hay que ser más tolerantes con las razas y menos con los delincuentes, pero sobre todo hay que quitarse de la cabeza que raza no es igual a delincuencia, ya que los inmigrantes son un pilar de nuestra economía.

Te puede interesar

Escribe un comentario