0

De espacios en desuso a lugares de recreación

Publicado por el .

La ciudad de Bilbao ofrece ejemplos de cómo transformar una fábrica o un edificio abandonado en hermosos parques y jardines para esparcimiento de los ciudadanos.

El Parque Etxebarria hace sólo 25 años era una fundición de acero. Hoy en ese mismo espacio, un extenso parque público se abre al respiro y descanso de los moradores de la zona. Fue el primer ejemplo de reconversión de ciudad industrial a ciudad recreativa, allá por los años 80.
Se trata de un amplio espacio en cuesta sobre una de las laderas que rodean el valle en el que se asienta la ciudad, lo que permite disfrutar de una de las mejores vistas sobre la zona centro y especialmente, sobre el Casco Viejo y el Teatro Arriga; el panorama que se divisa desde ese punto explica por qué a Bilbao se le llama afectuosamente el ‘Botxo’ (hoyo).

En el centro del parque Etxebarria, se conserva una chimenea original como homenaje a la antigua fundición, un hito que puede verse desde casi cualquier punto de la ciudad.

Otro de los parques es Bidarte es un moderno parque en torno al Centro Municipal de Distrito del barrio de Deusto, que se extiende en lo que hasta hace sólo tres años era el jardín abandonado del antiguo Sanatorio 18 de julio y se había convertido en una zona urbana degradada.

El área recreativa se extiende entre Lehendakari Aguirre y la Avenida de Enekuri y se divide en dos zonas, una con diversas fuentes y bancos de hormigón y madera de pino de Flandes, y otra con un área de juegos infantiles. Entre su frondosa vegetación se destacan los plataneros, muchos de ellos, centenarios y de más de 30 metros de altura.

Foto Vía: Fotos Bilbao

Te puede interesar

Escribe un comentario